El avance de la tecnología ha traído diversos beneficios para las empresas, como el aumento de su productividad y la optimización de recursos. En esta ocasión, Impresiones de ANZA compartirá contigo algunas de las ventajas de la facturación electrónica.

Una de las principales ventajas es el ahorro de costos de impresión, ya que los comprobantes ahora son generados de forma electrónica, lo que significa una disminución de costos significativa en este apartado.

Se reducen los riesgos de falsificación de facturas, debido a que cada una de ellas cuenta con un sello o un distintivo irrepetible, lo que brinda mayor seguridad al contribuyente.

Atrás han quedado los días en que debíamos esperar las facturas físicas, lo que significaba una inversión de recursos y tiempo. Con la facturación electrónica, es posible obtenerlas al instante y evitar todo tipo de retrasos.

Disminuyen los errores que las personas cometían al facturar de forma tradicional gracias a la carga masiva de datos al ser guardados de forma automática en el sistema; además, brinda la posibilidad de corroborarlos antes de emitir el documento.

El almacenamiento ahora no es un problema, ya que al no ser documentos físicos, los documentos están guardados en servidores u ordenadores.

Contáctanos. En Impresiones de ANZA contamos con el servicios de facturación electrónica y te asesoramos en cualquiera de tus proyectos.